jueves, 13 de octubre de 2016

Big data versus big intuition

 Hay quien afirma que los datos son el petróleo del siglo XXI, la materia prima de la economía de la Información. Uno de los nuevos conceptos que ha traído consigo la era digital es el de big data. En unos momentos en los que la humanidad está incrementando de manera exponencial su conectividad a nivel global, la producción de datos es masiva y ello nos está permitiendo acceder a un enorme volumen de información en torno a numerosos temas y sectores. Y con ello a obtener conocimiento muy preciso que está incidiendo directamente en la toma de decisiones en todos los mercados, sectores, estrategias...

En los últimos días he estado investigando sobre la aplicación del big data al desarrollo y he tenido ocasión de leer numerosos análisis y estudios. El potencial que tiene el big data, sin duda, es abrumador; aunque junto a ello, también representa uno de los asuntos que más interrogantes nos plantea como humanidad. Aspectos como la veracidad, la privacidad y el mal uso de los datos son temas latentes que aún necesitan respuesta. Pero, además, hay quien advierte de que, en un futuro no muy lejano, el imperio del big data se extenderá tanto que tendremos que blindar nuestro derecho a la toma de decisiones individual, más allá de los escenarios que predicen los datos. Tendremos que reivindicar, en definitiva, nuestro derecho a utilizar la intuición, el propio juicio, el hallazgo fortuito no contrastado...

(Cuando avanzamos, a veces, parece como si retrocediéramos un poco...).



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ladytacones pasea por las calles de la ciudad ajena. Lleva en su bolso un libro, un cuaderno y lápices de colores...

Ladytacones es un cuaderno de bitácoras personal, con crónicas ilustradas sobre la vida en la ciudad, la creatividad, la era digital, la emoción de los pequeños encuentros, y muchas cosas más...

Sígueme también en facebook, instagram, twitter y pinterest.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...