sábado, 26 de junio de 2010

Juegas, luego existes


Leí en algún sitio que el juego es una actividad del caos, sin utilidad, eficacia ni finalidad...
Jugar debe ser, entonces, algo así como ser diletante, y niño, al mismo tiempo.

9 comentarios:

  1. Y es que en el fondo nunca dejamos de jugar.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Seguro !!! Qué buena definición del juego!!!

    ResponderEliminar
  3. No. El niño no es diletante. El niño SIEMPRE juega. O siempre quiere jugar. No hay duda. Ni variación. Es cuando evoluciona cuando descubre que hay otras cosas y que puede diversificarlas mientras explora en su entretenimiento. Y el juego puede que, en efecto sea una actividad del caos, porque ayuda a ordenarlo con divertimento; pero nunca es algo inútil. Construye y crea...

    ResponderEliminar
  4. Preciosa reflexión. Nunca deberíamos olvidarnos de jugar. A veces (a menudo) lo hacemos y luego nos damos cuenta de lo que nos hemos perdido...

    ResponderEliminar
  5. Con lo que he jugado yo de niña... aún hoy siempre que puedo lo hago, aunque sea con la imaginación... mira que me encanta la palabra... un besote

    ResponderEliminar
  6. si no juegas envejeces a la velocidad de la luz.
    jugar es tan importante como reír o respirar :)

    ResponderEliminar
  7. Pues sea donde sea donde hayas leído eso, me parece a mi que están algo equivocados! jajaja
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Oh, gracias.

    Seamos todos diletantes almas infantiles :D

    pd. Bonitos dibujos!

    ResponderEliminar

Ladytacones pasea por las calles de la ciudad ajena. Lleva en su bolso un libro, un cuaderno y lápices de colores...

Ladytacones es un cuaderno de bitácoras personal, con crónicas ilustradas sobre la vida en la ciudad, la creatividad, la era digital, la emoción de los pequeños encuentros, y muchas cosas más...

Sígueme también en facebook, instagram, twitter y pinterest.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...